Reglamento

CÁTEDRA HONORÍFICA PARA EL ESTUDIO DEL PENSAMIENTO Y LA OBRA DE FIDEL CASTRO RUZ

“Fidel se marchó invicto, pero su espíritu de lucha permanecerá en la conciencia de todos los cubanos”

Raúl Castro Ruz. 27 de diciembre de 2016.[1]

Introducción

En carta del Ministro de Educación Superior, José Ramón Saborido Loide, dirigida a los rectores de las universidades cubanas con fecha 9 de febrero de 2017, “Año 59 de la Revolución”, se orienta que en cada universidad cubana se constituya la Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel Castro Ruz, con la finalidad de promover de forma sistemática el estudio, la investigación científica y la divulgación del ideario, liderazgo nacional e internacional, capacidad de convocatoria y legado histórico del inolvidable Comandante en Jefe.

Como se afirma en la misiva mencionada, desde el pensamiento del líder indiscutible de la Revolución, estas cátedras permitirán “… lograr una mayor efectividad en la participación de los cuadros, profesores, investigadores, trabajadores y estudiantes, para fortalecer la superación académica, cultural y política, contribuyendo a la formación integral de las nuevas generaciones. Además, promoverán la realización de actividades de extensión universitaria en la comunidad”.

Esta decisión del Ministerio de Educación Superior y sus centros universitarios es una reafirmación de lo aseverado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz el 25 de diciembre de 2007, al decir: “Fidel es Fidel, todo lo sabemos bien. Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando ya no esté físicamente. Aunque siempre lo estarán sus ideas, que han hecho posible levantar el bastión de dignidad y justicia que nuestro país representa”.[2]

Fundamentación

El profundo, abarcador y contribuyente pensamiento de Fidel, materializado en su exitosa obra revolucionaria, seguirá siendo una referencia imprescindible en los centros de la educación superior para los estudios de las humanidades, las artes, la cultura y las ciencias políticas, filosóficas, sociales, históricas, económicas, naturales, exactas, médicas, militares, deportivas, pedagógicas y de la educación, de la comunicación e informáticas, entre otras. Además, es imprescindible para la formación patriótica, cívica, ética y moral de un profesional de excelencia, comprometido con la Patria, la Revolución, el Partido y el Socialismo.

En el ideario que sustenta la obra y la ética de Fidel Castro se sintetiza lo mejor de la tradición del pensamiento cubano y universal, destacándose la asunción creadora del legado martiano y del marxismo-leninismo, dos pilares fundamentales para la actividad educacional, científica y sociocultural que se ha desarrollado, desarrolla y desarrollará en la Cuba Socialista, tal como en reiteradas ocasiones el Comandante afirmó para todos los tiempos.

De igual forma, se hace necesario el análisis sistemático del pensamiento político e ideología del Comandante en Jefe en estos tiempos de ofensiva imperialista a nivel mundial y sobre todo, la desplegada por los últimos gobiernos estadounidenses contra América Latina y el Caribe, que mediante diferentes métodos continúan su asedio para destruir a la Revolución Cubana, derribar a los gobiernos progresistas del continente, sus posiciones antiimperialistas y unitarias e implantar su política de dominación neoliberal.

Lo expresado anteriormente fundamenta la necesidad de desarrollar con la mayor eficiencia las labores que asumirá la Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel Castro Ruz en cada centro universitario, en sus diferentes facetas y temáticas, mediante la utilización de la copiosa y disponible documentación impresa en periódicos, revistas, tabloides, libros, materiales fílmicos, audiovisuales y en soporte digital, que recogen sus discursos, proclamas, comparecencias, entrevistas, artículos, reflexiones, cartas y mensajes, pasajes de diferentes momentos de su vida y otras fuentes, para la indagación, el conocimiento, la enseñanza, la divulgación y la permanencia de todo su arsenal teórico y práctico de gran utilidad para la educación superior y la sociedad.

Como manifestó la Presidenta de la FEU: “(…) Nuestro mayor homenaje no ha de ser el monumento o inmortalizar su nombre en todo lo que creamos o edifiquemos, nuestro mayor homenaje tiene que ser el de ser fieles y leales seguidores de su legado; mantener viva su obra, es mantener viva por siempre la obra de la Revolución. Encontrar en su pensamiento la utilidad máxima para perfeccionar lo que tengamos que perfeccionar, para continuar en la construcción del de nuestra sociedad socialista próspera y sostenible y la defensa de nuestra cultura, nuestra identidad, nuestras tradiciones y nuestra soberanía”.[3]

El empeño de fortalecer el conocimiento del legado del Comandante en Jefe mediante esta Cátedra Honorífica, tendrá la participación mancomunada de todos los factores que integran los centros universitarios y se manifestará en la labor curricular, extracurricular e investigativa que despliegan los directivos, docentes, estudiantes y trabajadores. Al mismo tiempo, se realizarán actividades de extensión universitaria para llevar estos conocimientos a toda la comunidad de la localidad a que tiene acceso cada una de las universidades.

Hermosa tarea a desarrollar con ciencia y con conciencia, con pasión y con inteligencia, con conocimientos científicos y sentimientos patrióticos, con métodos participativos, activos, sugerentes y atractivos para la investigación y la docencia, alejados de cualquier viso de verticalismo, formalismo, dogmatismo, esquematismo, teques, imposición de interpretaciones u otras deformaciones. Si hacemos las cosas bien lograremos trasmitir todo el potencial educativo y formativo de valores que nos dejó el líder histórico de la Revolución y que Raúl Castro sintetizó al expresar que “(…) nos legó su ejemplo imperecedero, su irrenunciable optimismo y fe en la victoria”. [4]

Pero si la Cátedra desarrolla su trabajo con deficiencias, el efecto es totalmente opuesto, perjudicial y puede subvertir el objetivo propuesto. Mucha razón tuvo Eusebio Leal cuando sobre Fidel, dijo: (…) “Tenía confianza absoluta en el triunfo de las ideas y creyó que ellas eran el mejor legado. (…) “Ahora nos queda un gran desafío: No podemos convertir en consigna, ni vaciar en bronce, ni en mármoles, ni en palabras huecas, ni en alharaca, ni en algarabía, ni en jolgorio su pensamiento”.[5]

El estudio del pensamiento y la obra de Fidel tiene que asumirse desde lo cognitivo y lo emocional, priorizándose la aproximación directa a sus palabras e ideas, es decir, como a José Martí, estudiar a Fidel desde y por Fidel. Acercarnos al ideario del líder de la Revolución es también apreciar la inmediación, permanencia y desarrollo del pensamiento de Bolívar, Martí, Marx, Engels, Lenin y otros predecesores de la revolución política y social nacional, americana y universal.

Entender la vida y el quehacer revolucionario de Fidel, es comprender su obra mayor, la Revolución cubana en sus fases de guerra de liberación nacional y de construcción de la nueva sociedad. De igual forma, mediante el estudio de la Revolución cubana en su génesis y desarrollo nos adentramos en el conocimiento de la actuación e ideología de su líder y conductor.

También deben considerarse algunos requisitos metodológicos imprescindibles, tales como el conocimiento del contexto espacial y temporal en que desarrolló su vida y lucha revolucionaria; su origen, posición asumida e ideas que sustenta ante las condiciones económicas y sociopolíticas de la sociedad y el mundo en que vivió; la posición política y socio-clasista que asume y defiende; las acciones, acontecimientos y procesos históricos en que participa y protagoniza; las fuentes bibliográficas, documentales, fílmicas y de otro tipo existentes para el estudio de las diversas facetas de su pensamiento y obra; el alcance y la trascendencia de su personalidad.

Se aspira a que Fidel en los centros universitarios cubanos, como la fuerza de gravedad, tenga una permanentemente presencia y se constituya en una atmósfera de valores, convicciones, buenas prácticas y ejemplaridad cívico-patriótica y revolucionaria que envuelva a toda la institución y su entorno, lo que sólo se logrará con la asunción de su ética y moral revolucionarias por parte de todos los factores que conforman el proceso docente educativo, revelada en sentimientos y actuación consecuente. Manifestaciones de comportamientos incorrectos o malos ejemplos ético-morales, ocultan, dañan y niegan su presencia en el ambiente universitario.

Raúl refiriéndose al mejor monumento a los ideales y la obra de Fidel consideró que “(…) es hacer realidad cada día los postulados contenidos en su brillante definición del concepto de Revolución, que hizo público el 1ro. de mayo del 2000, y que millones de cubanos suscribimos en el marco de las actividades organizadas para rendirle merecido homenaje a quien nunca defraudó a su pueblo (…)”. [6]

Dicho concepto es:

“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”. [7]

Precisamente ese concepto, donde magistralmente se sintetizó lo mejor del pensamiento revolucionario cubano, debe orientar y acompañar todo el sistema de trabajo educativo que aportará esta Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento y la obra de Fidel Castro Ruz en cada universidad y que tendrá como:

Objetivo general: Promover de forma sistemática el estudio, la investigación científica, la preservación y la divulgación del valioso legado que emana del pensamiento y la obra de Fidel Castro Ruz, como componente educativo esencial para la óptima formación integral de profesionales universitarios comprometidos con la Revolución.

Funciones y estructura:

Según lo establecido en la Resolución No. 39 de 2015, relacionado con la institución de la creación de las Cátedras Honoríficas en los Centros de Educación Superior adscritos al Ministerio de Educación.

La Cátedra Honorífica deberá realizar, entre otras, las siguientes funciones:

Es por ello que, según las facultades que le son conferidas a través de la Resolución 39/2015, se les orienta a la creación de una Cátedra Honorífica para el estudio del pensamiento y obra de Fidel Castro para preservar y promover tan precioso y valioso legado, esto promoverá un espacio para profundizar en el estudio de su ideario y obra, así como su impronta a nivel internacional, aglutinar el potencial científico y académico que comparta este interés, convocar a estudiantes a fin de que puedan emplear parte de su tiempo en una superación académica, cultural y política, de alto valor para su formación integral y promover y realizar actividades de extensión universitaria para llevar estos conocimientos a todas las comunidades a las que tiene acceso cada una de sus universidades.

Es posible afirmar que Fidel Castro Ruz ha jugado un papel protagónico en relación con:

La determinación del fin de la educación cubana: un hombre nuevo caracterizado por una nueva conciencia.
Garantizar una educación democrática, humanista y científica.
Un maestro que se forme con una concepción que garantice su incondicionalidad.
Una nueva escuela donde lo más importante es la comunión maestro- alumno y un proceso de enseñanza – aprendizaje no tradicional.
El papel de la familia en la educación de las nuevas generaciones.
El aprendizaje mutuo entre alumnos y maestros, que todos tienen la posibilidad de aprender, la necesidad de diversificar la enseñanza en función de la diversidad de los aprendizajes, estimulación hacia el estudio.
La unidad de todos los factores sociales en el proceso educativo.

De ahí que el objetivo general que se propone la Cátedra es.

Sistematizar mediante el estudio del pensamiento y la acción de Fidel Castro Ruz los aportes que ha brindado a la educación y en particular a la formación de maestros.

Tiene como objetivos específicos:

Profundizar en el estudio del pensamiento pedagógico fidelista.
Divulgar el resultado de los estudios realizados.
Promover la edición de materiales acerca de la temática.
Desarrollar charlas, conferencias, talleres y cursos de postgrado.
Establecer intercambios con estudiosos de la temática de diferentes países de América Latina e incorporarlos a la Cátedra.
Desarrollar Coloquios anuales de carácter monotemáticos dedicados al pensamiento educativo de Fidel Castro.
Establecer relaciones con escuelas, estudiantes y docentes de Cuba, Latinoamérica y el Caribe sobre la formación de educadores.

La Cátedra contará con:

Presidente, Vicepresidentes, Secretario y miembros.

Para ingresar a la Cátedra los interesados presentarán por escrito su solicitud y de manera oral ante el pleno de la Cátedra algún resultado preliminar sobre el pensamiento educativo de Fidel Castro.

Líneas de trabajo

Investigación interdisciplinaria (esencialmente investigación acción participativa).
Capacitación y educación postgraduada.
Realización de Talleres y eventos científicos.
Publicaciones.

Primeras acciones propuestas:

Profundización del pensamiento educativo de Fidel Castro mediante variadas investigaciones por los miembros de la cátedra. Subordinar a esta cátedra el Proyecto sobre los movimientos en la formación de educadores que se lleva a cabo en la APC.
La divulgación del pensamiento educativo de Fidel Castro mediante conferencias, tertulias, talleres, participación en eventos internacionales con los resultados de las investigaciones.
Promoción de la edición de materiales a partir de los resultados científicos obtenidos.
Desarrollo de cursos de postgrado en instituciones docentes sobre la Aproximación al pensamiento educativo de Fidel Castro.
El establecimiento de relaciones con especialistas de otros países que pueden estudiar los aportes de Fidel Castro a la educación.
Recopilación de los materiales publicados, tesis defendidas y materiales en soporte digital elaborados.
Realización de trabajos con niños de diferentes edades para dar a conocer las ideas de Fidel sobre la infancia.
Promover concursos sobre temas de actualidad vinculados al pensamiento educativo de Fidel Castro.

Referencias bibliográficas

[1] Raúl Castro Ruz: Discurso de clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura. Palacio de Convenciones. La Habana, 27 de diciembre de 2016. En: periódico Granma, 28 de diciembre de 2016. P. 3

[2] Raúl Castro Ruz: Discurso en las conclusiones de la sesión constitutiva de la VII legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Palacio de Convenciones, La Habana, 24 de febrero 2008. En: periódico Granma, 25 de febrero de 2008.

[3] Jennifer Bello Martínez: Intervención durante la presentación ante el Parlamento de la fundamentación del Proyecto de Ley sobre el uso del nombre de la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro. La Habana, 27 de diciembre del 2016. En: Periódico Granma, 28 de diciembre de 2016. P. 5

[4] Raúl Castro Ruz: Discurso de clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura. Palacio de Convenciones. La Habana, 27 de diciembre de 2016. En: periódico Granma, 28 de diciembre de 2016. P. 4

[5] Eusebio Leal Spengler Intervención durante la presentación ante el Parlamento de la fundamentación del Proyecto de Ley sobre el uso del nombre de la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro. La Habana, 27 de diciembre del 2016. En: Periódico Granma, 28 de diciembre de 2016. P. 5

[6] Raúl Castro Ruz: Discurso de clausura del Octavo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la VIII Legislatura. Palacio de Convenciones. La Habana, 27 de diciembre de 2016. En: periódico Granma, 28 de diciembre de 2016. P. 4

[7] Fidel Castro: Discurso en la Tribuna Abierta por el Día Internacional de los Trabajadores, Plaza de la Revolución “José Martí”, 1 de mayo de 2000. En: http://www.cubagob.cu

MISIÓN DE LA CÁTEDRA HONORÍFICA DE ESTUDIO DEL PENSAMIENTO Y OBRA DE FIDEL CASTRO RUZ EN LA UNIVERSIDAD DE CAMAGÜEY IGNACIO AGRAMONTE LOYNAZ

La Misión de nuestra Cátedra encuentra razón de ser, a través de su objetivo central: Promover de forma sistemática el estudio, la investigación científica, la preservación y la divulgación del valioso legado que emana del pensamiento y de la obra de Fidel Castro Ruz —sin obviar su repercusión a escala planetaria—, aspecto que constituye un componente educativo esencial para la óptima formación integral de todas las generaciones de patriotas y revolucionarios/as cubanos/as y muy en especial de los profesionales universitarios comprometidos con la Revolución Cubana.

Consideramos que la Misión de la Cátedra tiene en principio las siguientes líneas de investigación:

1.- Profundizar en el pensamiento y obra de Fidel Castro Ruz en sus disímiles dimensiones, específicamente en la educacional.

2.- Ahondar en la impronta del pensamiento y obra de Fidel Castro Ruz a escala internacional, particularmente sobre Latinoamérica y el Caribe.

Indagar en el pensamiento y obra de Fidel Castro Ruz en la provincia de Camagüey.

4.- Inquirir en el pensamiento y obra de Fidel Castro Ruz en las diversas especialidades que se estudian en nuestra Universidad.

Simultáneamente, serán acciones a desarrollar por la Cátedra, las que continúan:

Divulgar el pensamiento de Fidel Castro mediante conferencias, tertulias, talleres, participación en eventos internacionales con los resultados de las investigaciones.
Priorizar la difusión y defensa de la obra y el pensamiento de Fidel Castro Ruz en la Red de Redes.
Promocionar la edición de materiales a partir de los resultados científicos obtenidos por sus integrantes.
Desarrollar cursos de postgrado sobre el pensamiento y obra de Fidel Castro, así como su impronta a nivel internacional.
Establecer relaciones con especialistas de otros países que estudien los aportes de Fidel Castro a diversos sectores de la sociedad.
Realizar trabajos con niños/as de diferentes edades para dar a conocer las ideas de Fidel sobre la infancia.
Promocionar concursos sobre temas de actualidad vinculados al pensamiento y la obra de Fidel Castro, así como su impronta a nivel internacional.